SOLO DIOS

La raza humana se ha separado de Dios y unido a sus enemigos. Ser amigo del mundo es ser colaborador del mal y enemigo de Dios. Aun así, el deseo de agradar a los hombres es lo que se halla detrás de todo comportamiento social, desde las civilizaciones más desarrolladas…

La raza humana se ha separado de Dios y unido a sus enemigos. Ser amigo del mundo es ser colaborador del mal y enemigo de Dios. Aun así, el deseo de agradar a los hombres es lo que se halla detrás de todo comportamiento social, desde las civilizaciones más desarrolladas hasta los niveles más bajos en los cuales se puede encontrar vida. Cada uno tiene paz de pensar que disfruta de la lástima de sus compañeros. Los hijos de este mundo no tienen a Dios; solo se tienen unos a otros, y andan sosteniéndose unos a otros y mirándose unos a otros para darse confianza, como niños asustados. Pero su esperanza los traiciona, su confianza desesperada no puede salvarlos de la caída que les espera… SOLO DIOS.